Búsqueda de Editorial : ALGAIDA / Colección : COLECCIÓN CALEMBÉ

5 resultados

  • EL HOMBRE QUE SE VOLVIÓ RELATIVO
    RODRIGUEZ ALMODOVAR, ANTONIO
    El hombre que se volvió relativo ( y otros cuentos) -afirma Julio M. de la Rosa- no necesita de prólogo, prefacio o introducción alguna. Se trata de un texto narrativo que se explica por sí mismo y mejor explicado quedará todavía cuando el lector lo tenga en sus manos y penetre en sus recovecos. Sea como fuese el punto de partida o el punto de vista, con su correspondiente mani...
    Agotado

    16,00 €

  • LLUVIA ACIDA
    BENITEZ ARIZA, JOSE MANUEL
    Le alargué el mío, un hermoso modelo en acero inoxidable que me regaló María del Mar, y al que puntualmente le renuevo el recambio de tinta. Jamás me ha fallado. " Jamás me ha fallado " , le dije, avergonzado, cuando vi que ella garabateaba infructuosamente en los márgenes del consultorio sexológico, sin conseguir que el bolígrafo escribiese. Eso mismo, " jamás...
    NO DISPONIBLE PREGUNTAR POR EMAIL TIEMPO

    18,25 €

  • LOS ARÁCNIDOS PREMIO CORTES DECÁDIZ
    PALMA MACÍAS, FÉLIX JESÚS
    En aquellas mismas estancias, que incluso habían servido de improvisada enfermería durante la guerra civil, había contraído matrimonio con mi abuelo, un contrabandista de pieles y marfil investido de un aura peligrosa que le había robado el corazón sin esfuerzo, un ser impulsivo que ni siquiera había podido aguardar a que terminara el convite para desflorarla, improvisando un t...
    NO DISPONIBLE PREGUNTAR POR EMAIL TIEMPO

    15,00 €

  • MAIN STREET
    TELLEZ, JUAN JOSE
    ´De buena mañana, el caserío de Gibraltar era un largo espigón nublado, con edificios de hechuras desproporcionadas y colores tenues, a la sombra caliza de una montaña que parecía nadar en mitad del Estrecho. Eran tiendas hindúes, comercios sefardíes, bufetes de picapleitos que iban y venían a Londres en aviones que parecían paquebotes, en jornadas que resultaban eternas, pues ...
    Agotado

    15,00 €

  • TIGRE DE PASCUA
    LIHN, E
    Nadie escapa a ese momento ?único para cada cual? en el que se es reintegrado vertiginosamente al seno de su propio abismo y se toca el fondo de la intransferible, innumerable soledad del ser. No hay ya modo de romper el tórrido silencio aplastante, ni palabras ni gestos lo bastante explícitos. Perdidos todos, unos al lado de otros, en una inmensidad de pequeños abismos. ...
    NO DISPONIBLE PREGUNTAR POR EMAIL TIEMPO

    15,00 €